Blogia

eneta

Después del verano

He andado de vacaciones, supongo que casi todos, al menos en este hemisferio norte, hemos andado de vacaciones. No he vuelto muy lozana, con muchas ganas de coger la pluma...bastante trabajo tengo con ella, no me quedan ganas de cogerla otra vez cuando acabo mi jornada. La pobre Eugenia está en coma. Yo creo que lucha por vivir así que con un poco de suerte la veré renacer de su sueño. Lo de la historia de humor, ahora me parece la bomba, cada día admiro mas a quien puede hacernos reir y emocionarnos. Nos vemos...ahora voy a visitaros. Ciao.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

A tenor de Eugenia

Ya tenía las pinceladas de mi historia con Eugenia, pero se me ocurrio un cambio, la historia era como no un drama, como casi todas las novelas contaba cosas tristes que les suceden a las personas, pero quería como he dicho un cambio....sería capaz de inventar una historia alegre, contenta, de humor?. Estaba dispuesta a hacer ese ejercicio y aun lo estoy, pero se necesita mucho mas tiempo, mas trabajo para imaginar una vida alegre, plena y en paz.

Acabo de regresar de tomar el cafe de las 10, he ojeado el periodico, para que os voy a contar, todos sabeis como anda el mundo de revuelto. Aun así sigo con mi proposito....que no decaiga.

El bueno de cuttlas

Por lo visto nos gusta a todos...ese personaje de Calpurnio, efectivamente zaragozano, como he leido en otros blogs, aunque creo que ahora para por Valencia.

Podeis verlo aqui Cuttlas

Tengo que estudiar blogisteria, ni siquiera se pegar imagenes, pero todo llegará, je je

Saludos a todos

Los amigos de Eugenia Berdún I (se admiten sugerencias)

Me hice el firme proposito de ser mas observadora. Hay muchas cosas a mi alrededor que pasan para mi inadvertidas..tanto mirar hacia dentro. La espera se me hizo larga. Conocía de sobra el bar en el que habíamos quedado, una de esas franquicias de facha irlandesa en las que se pierde un poco la noción del tiempo y del espacio. Julia, la camarera, y yo charlamos un rato. Cuando lo ví estaba ya junto a mi, no me di cuenta cuando entró en el bar, quizás ya estaba dentro cuando llegué, no sé. Firme a mi propósito de observadora intenté retener en su imagen cada uno de los detalles, casuales y no casuales que constituían su figura. Seguro que así podría entenderle mejor. Conocía a Luis, no eramos íntimos, desde luego, pero era el marido de Eugenia y habíamos comido juntos en algunas ocasiones, la última en Navidades.

Continuará, pronto.

Gratitud

Como bien dice mi nuevo amigo mark, hace días que no escribo. Espero el resultado de nuestra novela. No recuerdo el día en el que se escribía el último capítulo, lo consultaré. Mientras leeré vuestras páginas, sois un aliento fresco, nuevos amigos en el mundo. Gracias a todos.

LA NOVELA

El mañana ......nunca espera por eneta

Antonio tenía razón, esperar no espera nunca, pero a mí me había caído como una gigantesca manzana de Newton encima de la cabeza. Estaba aturdido, vacuo, laso…..Este era un asunto que ya había previsto, pero no ahora, no mañana. Le pedí su número de teléfono, por lo de su defensa, y casi ni me despedí. Subí al coche y conduje hasta el centro de la ciudad. Quería ver las caras a los que me habrían de juzgar mañana. Inmenso jurado para tan poca causa.
No estaba sólo pero el combate tampoco era pequeño. Casi diez años esperando. Hice unas llamadas de teléfono para excusarme ante los miembros de la comisión de provincias y me puse en contacto con Eugenia Berdún. Eugenia era hija de un rico ganadero ultraconservador a la que tan buena educación habían dado que no podía pasar por alto las tropelías indecentes que se habían filtrado a través de los muros de su casa hasta el cuarto de estudio en el que se pasaba las horas. El señor Berdún había cedido altruistamente el solar en que se ubicaría la clínica psiquiátrica más prestigiosa del país y Eugenia la dirigía con discreción y eficacia. Lucrecio era el nombre que habíamos pactado para el enajenado sobrino que recorría incansablemente las dependencias de la residencia a su antojo, que para eso era el que era, eso sí, medio sedado por si acaso. Necesitaba una fotografía reciente y algún fragmento de su historia clínica con alguno de esos relatos que sólo se cuentan a los psiquiatras. Eugenía se lo jugaba todo. No quería preguntarme porqué, ella me conocía bien. Cogí la cartera de documentos y yo mismo fui a verla, quería agradecerle en persona su colaboración y darle,...lo que me pidiera.

Próximo capitulo publicación el 20 de junio, en el blog de MaMona
Frase de enlace para el siguiente capitulo: y darle, .....lo que me pidiera

Viene de Arkadiaz
Va para MaMona

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El otro imaginario

Arturo era un fulano. Estaba claro. Parecía llevar un cartel, como todos los de su clase, que reza.."soy un fulano, lo se y no me importa, principalmente porque no puedo remediarlo". Tendría que echar mano de mis habilidades sociales, justitas por cierto, evitar mis prejuicios y la nefasta impresión a primera vista que me había causado para no salir corriendo. Respiré ondo y me dispuse a encontrar lo positivo que todo ser humano lleva dentro. Otra cosa no, pero tiempo, tenía. Lo tenía de sobra.

cadaver exquisito

Sobre todo había niebla. Seguramente habría otras cosas, pero yo solo veía la pesada niebla y a través de ella la puerta. Agarré al perro, fuerte, por si acaso. Agudicé el oído, sino tenía ojos por lo menos tenía que tener orejas. Si salían de allí sería la primera en enterarme. Confirmaría mis sospechas. Resbalé, de mi bolsillo cayó el poco dinero que llevaba.....no aprenderé nunca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

la primavera, la bomba de neutrones

Pues eso, puede ser que no lo percibamos pero la primavera llega y todo estalla. Podemos estar absortos en nuestras preocupaciones pero sigue su efecto subterraneo. En años de sequía como este, están mas bonitos los árboles urbanos que los del monte. Las catalpas, las acacias, los ailantos..Adoro la primavera, los pájaros, la chaqueta fina por si acaso....y eso que tengo alergia...los días son largos, se acercan las vacaciones...se puede dormir en tienda de campaña..todo bueno todo bueno...

Como el perro de Saramago

Soy como el perro encontrado…
Me encontraron, me quedé….pero sigo buscando.

Buscar y encontrar. El encontrado descansa, yo no descanso y como a los exaustos, el corazón me emboza la garganta, galopa por la arena, no avanza, se cansa.

Bebe de las lagrimas no lloradas, de la saliva tragada.

Sacia su sed, se calma. Ya sonrie desde lejos y vuelvo a ser Encontrado

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres